Una misa bajo SAL!


La Catedral de la Sal es un recinto construido en el interior de las minas de sal de Zipaquirá, en el departamento de Cundinamarca, Colombia.


Se encuentra a 180 metros bajo tierra, en el interior de una mina de sal que ha sido explotada desde 1801.

La importancia de la Catedral, radica en su valor como patrimonio cultural, religioso y ambiental.


A lo largo de la galería de acceso se encuentran las estaciones del Viacrucis, un recorrido que hace memoria del Camino al Gólgota de Jesucristo con su Cruz.


En nuestra visita pro Bogota, muchos locales nos comentaban sobre dicho lugar, y nos fuimos q consultar sobre este punto turístico y conseguimos llegar a él en un taxi (legal y con licencia). Después de un recorrido de más de 40 minutos llegamos a un lugar impresionantemente bonito. Rodeado de lindos paisajes y areas verdes. Es así como compramos nuestros tickets de entrada y nos destinamos a caminar hasta la entrada de la mina.

Después de una larga bajada al aire libre, una imponente entrada nos recibe. Unos guías muy bien entrenados y en todos los idiomas , preparan mentalmente a los visitantes, incluso informando a todos, sobre las limitaciones físicas que sufriremos en nuestro recorrido (no apto para muchos por la profundidad de la mina , lo oscuro y lo claustrofóbicas de sus areas internas).


Comenzamos a bajar y a pocos minutos ya se siente el cambio de temperatura y en algunos la presión de estar en una cueva. Cada lugar es mas imponente que otro, y mientras seguimos bajando , los guías nos cuentan historias de la construcción de la catedral y las distintas fases.


Al final llegamos hasta la famosa catedral, y les contamos que es imponente , y más su enorme y alumbrada cruz.


Nos tomamos unos cuantos minutos para la reflexión y nos sentamos frente a la cruz a ofrecer unos minutos de rezo y de admiración de tan espectacular lugar.


Al final del paseo nos llevan a mas profundidad y encontramos un cine y un pequeño “centro comercial “ de tienda de recuerdos de esta mina en donde culminamos nuestra visita. Les cuento que para regresar, hay que tener un poco de fuerzas mentales y físicas!


Importante:

Puedes visitar la catedral en taxi desde Bogota (precios bastante aceptables). También hay tours en Bus.

Alrededor de la catedral hay muy buenos lugares para comer platos locales.

Para perdonas con movilidad y reducida: la verdad no nos percatamos de si el lugar tiene accesos preparados para personas con movilidad reducida, pero estamos seguros de que puedes informarte en los centros de información turística.

12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo